Portland, la ciudad foodie 2018-03-22T20:36:59+00:00

Portland, la ciudad foodie

Revista Paula, Santiago, Chile, Summer 2014

ESTADÍA EN UNA GRANJA URBANA
Además de lujosos hoteles, en Portland abundan los bed & breakfast que ofrecen la posibilidad de experimentar el estilo de vida de sus habitantes, como el Tierra Soul Urban Farmhouse, de la familia Arias.

Durante el verano las parras que dan la bienvenida en el portón del Tierra Soul Urban Farm Guesthouse, están frondosas y a punto de que sus uvas maduren para cosecharlas. Tras ellas, un antejardín con una huerta donde crecen lechugas, coles, acelgas, papas y berries. Rodeada de manzanos, higueras, cerezos, perales y membrilleros, se levanta imponente una casona de madera que tiene más de un siglo de antigüedad. En el porche, David y Krista juegan con sus hijos Fia y Xoco, quienes corren descalzos al corral donde hay una decena de gallinas. Hasta hace poco solían tener cabras, que tuvieron que faenar porque hacían ruidos que molestaban a los vecinos. Con lo que les quedó de su grasa fabrican jabones con hierbas del jardín, que ponen en las habitaciones para sus huéspedes.

Hace cuatro años que los Arias decidieron abrir su casa para recibir a turistas y compartir con ellos su lazy lady life, como llaman a su estilo de vida basado en la permacultura, un sistema que crea un entorno ecológicamente sano y económicamente viable, donde producen lo necesario para satisfacer sus necesidades alimenticias, promoviendo un respeto único por la tierra, que incluye contaminarla lo menos posible y evitar el gasto excesivo de energía. Por eso, en Tierra Soul no hay televisores, pero sí un piano, una sala de estudios para los niños y la posibilidad de explorar y aprender de sus anfitriones: David, inventor y especialista en construir marcos de bicicletas; y Krista, poeta, partera, cocinera y pionera en abrir en 2003 uno de los primeros carros de comida callejera –una crepería que mantuvo por 4 años–.

Aunque activa, la vida de los Arias tiene un ritmo pausado que favorece el encuentro: juntos cosechan sus frutas y verduras y se reúnen en torno a la cocina, donde Krista prepara recetas saludables como dolmas –hojas de parra rellenas–, tajín de cabra –guiso típico del Norte de África–, soda de melisa con pétalos de rosa y crepes con sirope de membrillo, menú que muchas veces comparten en compañía de sus huéspedes y amigos cercanos. Y como acostumbran el banquete solo se inicia luego de entonar un breve cántico para agradecer a la Madre Tierra por los alimentos.

* En el Tierra Soul Urban Farmhouse, la familia Arias cultiva el “lazy lady life”, un estilo de vida autosustentable basado en la permacultura que comparten con sus huéspedes.


En la granja urbana de la familia Arias, que tiene menos de media hectárea de superficie, crecen membrillos, ciruelos, manzanos, higueras y perales. En su huerta cultivan lechugas, repollos y acelgas, además de una variedad de hierbas aromáticas y berries. También, tienen gallinas y abejas.


Tras ver el documental The power of community: how Cuba survived Peak Oil (2006), David y Krista analizaron dos hechos: 80% de la comida que consumen los más de 2 millones de habitantes de La Habana es producida en la misma ciudad; y que mientras más pequeño es el terreno, más productivo. Eso los motivó a experimentar en su granja urbana, que tiene 4 mil m².

Una granja en plena ciudad
Ubicada en el sector noreste de Portland, Tierra Soul es la oportunidad perfecta para vivir una experiencia orgánica y campestre en la ciudad. Queda en un barrio residencial a pasos de la Avenida Mississippi (www.mississippiave.com), un distrito histórico reconocido por sus tiendas de diseño vintage, además de restoranes y cafeterías. A una cuadra hay una parada de bus que demora 20 minutos en llegar al centro.

Recetas saludables, elaboradas en 80% con ingredientes de la granja, son las que día a día prepara Krista para compartir con su familia y amigos. Con previa reserva, los huéspedes pueden agendar una clase de cocina para aprender recetas nutritivas o técnicas de preservación –fermentar, encurtir, ahumar–, además de lecciones de permacultura y agricultura biodinámica, entre otras. Son cinco las habitaciones disponibles en la casa –solo una con baño privado–, además de una camper estacionada en el patio, que también funciona como habitación. Todas con wifi. Desde US$105 por noche, sin desayuno. 4614 N Michigan Ave, www.tierrasoul.com

Read entire article.

Leave A Comment